No todos los aceites de oliva son iguales. El cuidado en cada fase de su eleboración marca la diferencia

No todos los aceites de oliva son iguales. El cuidado en cada fase de su eleboración marca la diferencia


Aceite de Oliva Virgen Extra

El Aceite de Oliva Virgen Extra, la máxima categoría comercial dentro de los aceites de oliva, es el zumo natural de las aceitunas sanas, sin más. En Hojiblanca las seleccionamos para ofrecer su zumo en óptimo estado de frescura y sabor, siendo ideal para cualquier plato, ya sea en crudo, en guisos o en fritos.

Aceite de Oliva Virgen

El Aceite de Oliva Virgen también procede directamente de aceitunas, pero por diferentes motivos (estado de la aceituna, momento de molturación, etc) el aceite obtenido, no presenta las cualidades irreprochables con las que cuenta el virgen extra.

Aceite de Oliva

El Aceite de Oliva, tanto suave como intenso, es una mezcla de aceite de oliva virgen y aceite refinado. El aceite de oliva refinado procede de aceitunas defectuosas o en mal estado y no es apto para su consumo directo. Por ello, en un proceso industrial, se refinan para corregir esos defectos. Luego se le añade una parte de virgen extra para mejorar su sabor. En este proceso, el aceite pierde parte de sus atributos, características y propiedades naturales que en el virgen extra se mantienen íntegramente.

Aceite de Orujo de Oliva

El Aceite de Orujo de Oliva procede de la mezcla de aceite virgen y aceite de orujo refinado. Éste procede de restos de huesos, piel y pulpa de la aceituna (llamado orujo) una vez extraído el aceite de oliva virgen.



Como ves, no todos los aceites de oliva son iguales. Sólo el virgen extra te garantiza unos matices de sabor únicos, conservando intactas todas sus propiedades saludables.

El aceite de oliva virgen extra es el zumo natural de aceitunas sanas, el único aceite que se extrae de un modo natural. En Hojiblanca sólo te ofrecemos aceite virgen extra con diferentes perfiles de aroma y sabor.